Espíritu de Mujer - Centro de estudios - Cursos, seminarios y talleres para la mujer.

Espítiru de mujer - Centro de estudios - Cursos - Talleres - Seminarios para la mujer - Buenos Aires - Argentina.

Home
“Las mujeres atravesarán el “techo de cristal” cuando haya mejores planes educativos para ellas y se produzca un cambio cultural en las organizaciones.”
Nan Langowitz, Rev. Gestión
Home Seminarios y Talleres Índice de Artículos Quiénes somos Contacto Sitios Recomendados
home ¿QUIENES SOMOS? ›
 

¿Quiénes somos?

El Centro de Estudios Espíritu de Mujer se dedica al pensamiento y aprendizaje creativo de los temas que pueden colaborar con las transformaciones que las mujeres desean y necesitan, hoy y mañana.

Un espacio en el que el estudio tiene como eje al ser femenino. Nos apoyamos en el lenguaje común de las mujeres, en el discurso elaborado por mujeres para mujeres, enfocando el aprendizaje hacia la médula de nuestro desafío de cada día: ser las que queremos ser en el mundo actual.

Para encontrar y afirmar la identidad y el poder creativo de cada mujer en particular, desarrollamos seminarios en los que, desde una base teórica, investigamos la naturaleza femenina desde sus mitos y arquetipos, viendo las aplicaciones que éstos tienen en cuanto a nuestro funcionamiento en el trabajo y en la creación de nuestra propia imagen. Después, en talleres de experimentación, unimos el movimiento intelectual con el corporal, llevando los nuevos conceptos a la acción.

Nos miramos con imaginación y humor, reconociéndonos, explorando nuestro ser íntegramente, vivenciando quiénes somos para que ese saber nos permita con-movernos, abandonando los prejuicios y rigideces adquiridas, para llegar a vivir con toda la libertad que queremos.

¿Por qué un Centro de Estudios para la mujer?

Dice la Dra. Beatriz Blejman, directora de Espíritu de Mujer: “Mis propias búsquedas me llevaron a realizar este emprendimiento que ya no tenía que ver con mi profesión de abogada o mi especialización en la neurolinguística, sino más bien con mi esencia, mi ser mujer.

Avida de nuevos aprendizajes, recorrí cursos y participé de distintos ámbitos de formación hasta que empecé a tener un sueño que tenía que ver tanto conmigo como con todas las mujeres: crear un Centro de Estudios, un espacio de pensamiento y creatividad destinado a las mujeres que buscan y jamás dejan de aprender, porque tienen un gran cambio en mente: transformarse siempre, a cada minuto.

Para llevarlo adelante convoqué a mujeres que tuvieran elaborado internamente un mensaje especial, profesionales que como profesoras estuvieran a su vez buscando, elaborando, creando contenidos que necesitaran un lugar de expresión. Para ellas y para todas aquellas que quisieran dedicar un poco de su multifacético tiempo a estudiar y crecer, ideé Espíritu de Mujer. Un Centro de Estudios en el que se encuentran buscadoras de todo tipo: profesionales, empleadas, artistas, hijas, madres, abuelas, líderes de empresas, amas de casa, etc. Es decir, mujeres sin ninguna distinción de rol. Con un único y fundamental factor en común: su inquieto espíritu femenino.”


DIRECTORA

Beatriz Blejman es abogada y se especializó en Neurolinguística. Fue docente de la Primera Escuela de Programación Neurolinguistica, y se formó en Hipnosis Ericksoniana, Terapia del Campo del Pensamiento, Oratoria, Ceremonial, Mentoring Empresario, Imagen y Estilo Personal. En 2003 creó el Centro de Estudios Espíritu de Mujer. En el 2005 realizó el Diplomado Interdisciplinario en Estudios de Género. UCES y en el 2006 la Introduccion al Feminismo Filosofico. UBA

 

 

Victoria de Samotracia

La Victoria de Samotracia

La cabeza abolida aún dice el día sacro en que, al viento del triunfo, las multitudes plenas desfilaron ardientes delante el simulacro
que hizo hervir a los griegos en las calles de Atenas.

Esta egregia figura no tiene ojos y mira; no tiene boca, y lanza el más supremo grito; no tiene brazos y hace vibrar toda la lira, ¡y las alas pentélicas abarcan lo infinito!

Rubén Darío,
de Del chorro de la fuente


Historia de una mujer alada:

Considerada una de las más bellas esculturas helenísticas (finales del siglo III - principios del siglo II a.J.C.), La Victoria de Samotracia representa en mármol a una mujer alada, erguida sobre un pedestal en forma de proa de nave y llevando en la mano un trofeo arrancado al enemigo; es la personificación de la apoteosis del triunfo.

La obra fue encargada, según parece, por Demetrio I Polorcietes de Siria para conmemorar su victoria naval en Salamina sobre Tolomeo en 306 a.J.C.

Fue hallada en 1863 en la isla de Samotracia, en 1954 se descubrieron algunos fragmentos más, con los que se pudo reconstituir una de las manos.

Actualmente se conserva en el museo del Louvre de París.

Presente y futuro del vuelo de todas las mujeres:

El Centro de Estudios Espíritu de Mujer toma La Victoria de Samotracia como símbolo inspirador en el que se identifican sus aspiraciones. Creando un puente a través del tiempo, hacemos presente ahora el mismo sentimiento que hace miles de años debió estar vivo en la voluntad creadora del escultor: la fuerza y energía transformadora de la mujer.

La Victoria de Samotracia constituye un icono clásico de la esencia femenina que a veces pareciera habitar solamente en los museos. Una esencia que nosotros queremos poner de relieve hoy y mañana, colaborando con las nuevas mujeres, mujeres que se apropian de sus fortalezas, mujeres que cara al viento y en libertad triunfan, llevando en la mano como trofeo todo aquello que desean ganar.

Conferencia inaugural. Dic/2003

Clic abre tu programa de correo para enviarnos  un mail.